Según el último informe anual de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), el sector ha mostrado un “espectacular crecimiento” en España y en el resto del mundo. Así, 2019 fue el mejor año de la historia para la energía fotovoltaica en España. Nuestro país se situó como mercado líder a nivel europeo y el sexto a nivel mundial. 

El informe muestra que, el pasado año, el sector fotovoltaico tuvo un impacto económico en las exportaciones de 3.540 millones de euros. Ello supone un 54% más que el año anterior. Este dato representa un 0,26% del Producto Interior Bruto (PIB) español. Además, la energía solar dio trabajo a 58.699 personas en nuestro país, contando los empleos directos, indirectos e inducidos. 

El documento señala también que, “gracias al alto grado de competitividad en el precio de la energía obtenida, el sector fotovoltaico puede dotar la industria española de una ventaja en el precio de la electricidad con respecto a sus competidores”.

Por otro lado, el sector fotovoltaico ha pedido a los representantes que alcancen el “necesario consenso” para sacar adelante el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Esta ley es un elemento “fundamental para dotar al sector de estabilidad y seguridad y para atraer las inversiones necesarias para instalar toda la capacidad fotovoltaica prevista para los próximos años, lo que puede impulsar la recuperación económica del país”. Algo que cobra especial importancia en un contexto convulso como el generado por la emergencia sanitaria de la Covid-19.

Más información en la web de la Unión Española Fotovoltaica